¿Existirá alguien que nunca haya tenido resaca? No creo. Te despiertas con la voz rasposa, una sed insaciable y la cabeza como un bombo de banda de pueblo.

Cualquier sonido parece un estruendo y si un mínimo rayo de luz se filtra por las cortinas sientes que te va perforar la retina. Y por si fuera poco, tu estómago empieza a rugir. Todos esos síntomas son parte de la temida resaca. Y resulta que, el primero de enero es el día en el cual más gente tiene resaca de todo el año.

Lo más probable es, que cuando estás en ese estado de agonía, aceptas los consejos de cualquiera con tal de que la resaca desaparezca. Sin embargo, gracias a varios estudios realizados por el profesor Michael Oshinksky de la Universidad Thomas Jefferson, ya no tendrás que hacer caso esos extraños remedios caseros. Resulta que todo lo que necesitas es una taza de café acompañada de una aspirina.

Así de simple

El etanol (alcohol) provoca dolores de cabeza debido al acetato químico que produce. Según las investigaciones de Oshinksky, con una pequeña dosis de cafeína y aspirina, el acetato se bloquea y el dolor de cabeza ocasionado por la resaca desaparece.

En otras palabras, este Año Nuevo, cuando te despiertes, no corras a la cocina a comer lo más grasoso que encuentres. Con un café y una aspirina habrás aliviado tu malestar.

Cualquier duda, consulta con tu médico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here