Cómo preparar tu café en la clásica Chemex

0
6322
Cómo preparar tu café en la clásica Chemex
Cómo preparar tu café en la clásica Chemex

Existe una razón para que la estilizada y elegante Chemex se mantenga como un clásico durante tantos años. El proceso de elaboración es simple y es la mejor elección cuando quieres preparar tres o cuatro tazas en uno, a diferencia de otros métodos que solo generan de una a dos servidas.

La Chemex se caracteriza por quitar los sedimentos más finos y la grasa que provoca que el café sea más amargo, esto,  junto a su precisa velocidad de filtración, nos brinda como resultado una taza de café muy limpia y aromática, con un sabor inigualable.

Método

  • Colocar el filtro de papel en la cafetera. Es muy importante tomar en cuenta que Chemex tiene su propia marca de filtros especiales, los cuales tienen una parte doble, la cual debe ir del lado del pico vertedor.
  • Verter agua caliente para para humedecer el filtro y precalentar la Chemex. De esta manera, el filtro quedará mejor adherido al vidrio y ayudará a quitar los componentes que no deseamos en el café.
  • Eliminar el agua utilizada en el punto anterior y volver a colocar el filtro con la parte doble en el lado del pico vertedor.
  • Echamos el café molido en el filtro y agitamos con pequeños golpes para nivelar. Recomendamos cafés suaves con tueste y punto de molienda medio. La proporción adecuada, para seis tazas, es de 60grs de café con 900 ml de agua.



  • Luego viene fase de preinfusión que consiste en humedecer el café molido justo antes de prepararlo, con el fin de mejorar su aroma. Para ello, necesitamos verter una pequeña cantidad de agua caliente y dejar reposar entre 30 y 50 segundos.
  • Una vez que el agua haya hervido, la quitamos del fuego unos 40 segundos para que llegue aproximadamente a 90ºC.
  • Verter el agua sobre el café en forma lenta y en espiral comenzando desde el centro hacia la periferia. El flujo de agua debe ser parejo y permanente, de este modo garantizará que la filtración sea uniforme y que el porcentual de extracción se ubique dentro de los parámetros adecuados.
  • Una vez que solo caiga alguna gota esporádica y todo haya filtrado, retiraremos el filtro con el café molido.
  • Damos un pequeño meneo circular para mezclar aquello de lo que se haya podido extraer más con aquello de lo que se haya extraído menos.
  • A disfrutar un delicioso café.

 

Si deseas comprar, haz clic aquí

 

 

Foto: Chemex

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here