Cómo hacer el café perfecto en prensa francesa

Un método práctico y sencillo que aprovecha al máximo la esencia misma del café, dando como resultado un sabor y aroma inigualables.

0
15086
Cómo hacer el café perfecto en prensa francesa
Cómo hacer el café perfecto en prensa francesa

La Prensa Francesa, también conocida como cafetera de pistón, es uno de los métodos para preparar café más simples que hay. Entre sus principales características está que el resultado es un café consistente y de muy buena calidad. El producto final suele ser más fuerte y espeso debido a qué, a diferencia de otros métodos, retiene los aceites y sedimentos propios del café.

Pese a sus orígenes franceses, la prensa francesa fue patentada por Attilio Calimani, diseñador milanés en 1929. Sufrió varias modificaciones al diseño a través de Faliero Bondanini, que patentó su propia versión en 1958 y empezó su propia producción en Francia donde su popularidad creció a tal punto que se convirtió en el método casero más utilizado en Europa. Sin duda, el fabricante que terminó de consagrar su fama fue Bodum, fabricante danés de artículos de cocina.

Si deseas comprar, haz clic aquí

A continuación presentamos los pasos a seguir para preparar una deliciosa taza de tu café preferido:



Cantidad por persona: 2 cucharadas (10grs) por una taza (160 ml)

1. El café

Siempre es recomendable comprar el café en el día y la cantidad exacta a utilizar, así se puede disfrutar el máximo de su frescura.

2. Moler

El molido del café para la prensa francesa es el secreto clave. Debe ser bastante más grueso que para otros métodos. El café más grueso evitará que filtre por la malla de metal. También es recomendable moler el café justo antes de prepararlo, así se mantienen todos sus atributos de aroma y sabor.



3. Añadir agua caliente

  • Algunos expertos recomiendan precalentar la prensa con agua tibia, de esta manera se evita un choque de temperatura que puede quebrar el vidrio.
  • Una vez que la temperatura de la prensa se encuentre tibia al tacto, se desecha el agua tibia y se llena la prensa con agua caliente, lo recomendado es una temperatura entre 90º y 93º.
  • Es muy importante que el agua no llegue a hervir, así evitamos que el café quede muy amargo o que pierda sus propiedades.
  • Agregar el embolo (sin presionar) y dejar reposar durante 4 minutos. En caso de querer un sabor mas amargo, dejar reposar entre 5 y 10 minutos.
  • Se recomienda utilizar agua filtrada o embotellada.

4. Presionar y verter

Inicia suavemente la presión del pistón para que el embolo baje y separe el agua del café, dejando los restos en la parte inferior. Recomendamos verter y degustar inmediatamente.

Listo. Ahora sólo te queda disfrutar de un delicioso café

Credito de foto: www.coffee.gurus.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here